Las historias de las fiambreras

En esta entrada nos toca hablar de otro producto que con el paso de los años se están modernizando de una manera muy rápida: hablamos de las fiambreras y en mayor medida de las eléctricas.

Estos tupperwares son una buena solución para mantener la comida en una temperatura óptima para su consumo a la hora que vayamos a comer.

Es ideal para llevar al trabajo, de acampada ya que se conectan a la toma de corriente del coche.

Ahora hablemos un poco más de estos productos y su historia.

 

Historia

 

La aparentemente inactiva revista Whole Pop Magazine Online tiene una historia ilustrada de la fiambrera -bien llamada Paileontología- que remonta sus orígenes al siglo XIX. En aquella época, los trabajadores protegían sus almuerzos de los peligros del trabajo (imagínense lo que una mina de carbón o una cantera podían hacer a un sándwich) con cubos de metal resistentes.

 

historia de las fiambrerasAlrededor de la década de 1880, los niños en edad escolar que querían emular a sus padres crearon cajas similares con latas vacías de galletas o tabaco. Según la cronología, las primeras fiambreras comerciales, que parecían cestas de picnic de metal decoradas con escenas de niños jugando, aparecieron en 1902.

Mickey Mouse fue el primer personaje popular que adornó la parte delantera de una fiambrera, en 1935. Pero la fiambrera como declaración personal despegó realmente en la década de 1950, junto con la televisión. Según Whole Pop, los ejecutivos de una empresa de Nashville llamada Aladdin se dieron cuenta de que podían vender más sus fiambreras, relativamente indestructibles, si las decoraban con los iconos fugaces de la cultura popular; aunque aquella fiambrera de Hopalong Cassidy estuviera apenas rayada, el niño cuyo último capricho era el Llanero Solitario querría cambiar su cubo por el último modelo.

Las fiambreras baratas de vinilo hicieron una breve aparición en la década de 1960, pero el metal siguió dominando la escena de las fiambreras hasta la década de 1980, cuando el plástico moldeado -menos costoso de fabricar- se impuso. Aladdin dejó de fabricar fiambreras en 1998, aunque Thermos sigue haciéndolas.

El Museo Nacional de Historia Americana del Smithsonian tiene una muestra de imágenes en línea de su colección de fiambreras, que incluye algunas cubetas de minero de gran aspecto y modelos populares de los años 50 y 60, muchos de los cuales aparecen en este post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.