Historia del Cortacésped

historia del cortacesped
4.9 (97.33%) 15 vote[s]

En 1830 el señor Edward Baoding inventó lo que sería el primer cortacésped en su pequeña ciudad natal  Gloucestershire, Inglaterra. La invención de Buddying se llamaba un cortador y se suponía que cortaba el césped en jardines y zonas deportivas. En ese momento, el cortacésped tenía cierta admiración por parte de todos los campesinos y persona que disponían de un césped para cortar en el terreno de su casa, y después de recibir una patente británica en agosto de 1830, pronto se conoció como una alternativa a las tijeras de podar (¡y las cabras!).

Hoy en día, los cortacésped son conocidos en el mundo entero como unas herramientas fundamentales para tener siempre bonito el jardín de las casas y zonas ajardinadas como campos de golf o zonas deportivas. El cortacésped actual difiere mucho del primer prototipo inventado por Edward Baoding pero su evolución ha sido sin duda a mejor.

El Primer Cortacésped

Como ya te hemos mencionado en el párrafo anterior, el ingeniero inglés Edward Baoding fue la persona que inventó la primera cortadora de césped. En un principio se inspiró al ver en funcionamiento una máquina de tela en un comercio local. Después de varias horas observando se dieron cuenta de que el mismo mecanismo utilizado para cortar la tela para obtener un resultado liso y suave podía utilizarse para cortar hierba. Al instalar la misma máquina en un chasis adaptado en el que las cuchillas giraran a gran velocidad cerca del césped, se creó una trituradora cilíndrica.

Luego Edward Baoding hizo buenas migas junto a otro ingeniero, John Ferrabee, y en un pequeño almacen comenzaron a fabricar las primeras unidades de una cortadora de césped. Las primeras máquinas que se fabricaron y que se exponen actualmente en el Museo Strud estaban fabricadas con hierro fundido y tenían un cilindro grande que se situaba en la parte delantera del cortacésped. El funcionamiento se basaba en que las ruedas de hierro fundido transmitían la potencia del cilindro trasero al cilindro de corte. Este es un dato bastante curioso, ya que este sistema es muy parecido al que usan los máquinas cortacésped actuales.

Baoding y Ferrabee  permitirieron que otros fabricantes copiaran sus diseños siempre y cuando les pagaran una licencia por derecho de uso. Ransom Ipswich fue una de las compañía que optaron por pagar la licencia y fabricar los cortacésped Baoding y Ferrabee y una de las más exitosa, hasta convertirse en un referente mundial en la fabricación  de este tipo de herramientas de jardín.

Cortacésped a Vapor

En la década de 1890 aparecieron motores de gasolina liviana o de vapor. Los cortacéspedes a vapor funcionaban bien, pero a principios del siglo XX los motores de gasolina acabaron por imponerse y ganaron la batalla. Después de la Primera Guerra Mundial, la producción de cortacéspedes alcanzó el nivel más alto de la historia. Aparecieron muchos nuevo fabricantes y surgieron nombres que se hicieron muy famosos y conocidos como Sims, Ransomes y Jefferies que tomaron la delantera en la fabricación de cortadoras de césped.

La Aparición de los Robot Cortacésped en el Siglo XXI

Pasaron muchos año en la evolución de los cortacésped tradicionales hasta que aparecieron nuevas máquinas más modernas y funcionales. Otros tipos de cortacéspedes como son el cortacésped de conducción automática y la máquina de tracción, los cuales tienen sus propias características que dependen de los requisitos del usuario. A pesar de los avances de la tecnología y la evolución de los cortacésped tradicionales de toda la vida, era inevitable que apareciera en el panorama del cuidado del jardín el robot cortacésped, una máquina mucho más moderna y avanzada pensada y fabricada para los propietarios  con vidas ocupadas y ajetreadas que quieren tener sus jardines bonitos y cuidados pero no no desean dedicar tiempo al corte de césped.

Los primeros robot cortacésped aparecieron en la década de los 90, pero no es hasta los años 2000 cuando se extiende su uso y su fabricación a todos los rincones del mundo. Desde entonces podemos ver muchos jardines con máquinas silenciosas que se mueven libremente por los jardines cuidándolos y teniéndolos siempre listos para cuando sus dueños lleguen a casa a descansar.

Conclusiones Finales

Desde el comienzo de los tiempos el deseo de tener unos hogares limpios y cuidados es lo que ha llevado al ser humano a desarrollar máquinas y artefactos que nos ayuden en el cuidados de nuestros hogares y  jardines.

El afán por liberarnos de tiempo para poder disfrutarlo con nuestros familiares y amigos nos ha llevado a la fabricación de auténticas obras maestras de la ingeniería que nos facilitan la vida diaria, por lo que si quieres tener un jardín bonito y libre de hojas muertas y malas hierbas lo único que debes hacer es comprar un buen cortacésped que te ayude en el cuidado de tu jardín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *