Historia de las mirillas digitales

Historia de las mirillas digitales

Para conocer los inicios de las mirillas digitales, hay que acudir primero a los conceptos de las cámaras de seguridad combinado con las primeras webcam por internet. La mirillas digitales son el resultado de una compleja evolución de las cámaras de vigilancia, y actualmente las que están más de moda son las mirillas digitales wifi.

 

Vamos con la historia de la mirilla digital…

 

Es por el año 1939 cuando comienzan a aparecer las primeras cámaras portátiles en miniaturas, que serán las precursoras de toda la tecnología que se irá desarrollando durante el siglo XX. Unos años después ya se inventan el sistema de circuito cerrado de televisión, que permite unir las cámaras de un punto a otro. Después se comienza a grabar las imágenes en cintas magnéticas. Ya existe toda la tecnología para comenzar a crear las primeras cámaras de seguridad.

 

En 1960 se colocan las primeras cámaras de seguridad en Londres, y ya se extiende y se va mejorando la tecnología, hasta que en el año 1969 se inventa el primer sistema cerrado de videovigilancia, que tenía cuatro mirillas y una cámara que se podía mover por ellas. Estas imágenes llegaban a un monitor desde el que se controlaba lo que pasaba en cada mirilla.

 

El paso anterior a las mirillas digitales para puertas fue la cámara de control para niños, que por el año 1993 comienza a llegar a las casas y pisos. Los padres empiezan a comprender que pueden controlar sus casas y a sus hijos con estas cámaras, que poco a poco van mejorando su resolución y sus definición de pantalla.

 

En 2009 se presenta una patente (US20100259618A1) en estados unidos de una mirilla con un dispositivo digital, una mirill que es una cámara y que se ve al otro lado la imagen en una pantalla. La presenta el inventor Shih-Che Chen, acompañada de unos gráficos donde se demuestra el invento.

 

Este invento revela un dispositivo de visor de mirilla digital, el cual se integra con un ensamblaje de lente de puerta en un tablero de puerta para conseguir imágenes ópticas obtenidas por el ensamblaje de lente que se coloca en la puerta. Esta lente convierte las imágenes ópticas en imágenes digitales que representa en una pantalla. Esta primera patente incluía un sistema de alojamiento, una unidad de captura de imagen, una unidad de procesamiento de señal, una unidad de exhibición y un medio de conexión.

 

¿Y ahora que pasa con la evolución de las Mirillas Digitales?

 

A partir de este momento la tecnología ha evolucionado mucho, el mercado crece cada año y cada vez es más normal ver una mirilla digital en las casas.

 

Actualmente gracias a Internet, la wifi de los hogares y al a comunicación inalámbrica desde cualquier sitio, permite que con una mirilla digital tengas tu puerta controlada y vigilada desde cualquier lugar del mundo con tu dispositivo móvil u ordenador.

 

¡Tengo más curiosidades de la Historia para ti!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *