la historia del brandy

La historia del Brandy

El brandy es una bebida espirituosa que tiene una gran tradición en nuestro país. En Andalucía, la historia del brandy viene de hace muchos años, desde sigos anteriores, sobre todo en la parte oriental de la comunidad.

Para ver que características tienen los diferentes tipos de brandys, sigue leyendo.

 

Tipos de brandy

 

Hay una gran variedad de estilos de brandy. Más allá de los que son simplemente coñac (hechos con uvas), hay denominaciones especiales basadas en el lugar de producción y en los métodos particulares empleados para hacer el coñac.

El coñac suele considerarse un estilo de alta gama y puede ser bastante caro, aunque hay botellas de precio razonable. Está protegido por la AOC (appellation d’origine contrôlée, o denominación de origen) de Cognac y, por ley, sólo puede producirse en la región francesa de Cognac. La AOC de Cognac imita a la de famosos vinos franceses, como el Champagne y el Burdeos. Se estableció por primera vez en 1909 y se modificó dos veces en la década de 1930 hasta alcanzar su forma actual en 1938. En esta ocasión se perfeccionó la zona de producción y el terroir (zonas de cultivo de las uvas), así como el método de destilación en dos fases.

El coñac debe estar compuesto en un 90% por uvas ugni blanc, folle blanche y/o colombard. Otra lista de uvas aprobadas puede constituir el resto. El vino producido a partir de estas uvas tiene un alto contenido en ácido y un bajo contenido en alcohol, lo que contribuye a dar al coñac su atractivo sabor.

El Armagnac es otro brandy francés protegido por una AOC. Se produce en la región de Armagnac, en Gascuña, al suroeste de Francia. Al igual que el coñac, existen directrices sobre las variedades de uva y los métodos de producción. Por ejemplo, se utiliza roble de Limousin y Troncais para las barricas en las que envejece el Armagnac. Estos tipos de madera son esenciales para el fuerte sabor de la bebida y, aparte de la región, ayudan a distinguirlo del coñac. Algunos Armagnac pasan hasta 30 años en la barrica, aunque el mínimo es un año.

El brandy español procede de la región andaluza de España y se desarrolló originalmente con fines medicinales. Se denomina más a menudo brandy de Jerez y utiliza el sistema de solera que consiste en añadir aguardiente joven a barricas más viejas durante el envejecimiento. Estos brandies suelen ser más dulces y tener un sabor más intenso que otros.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.